por los pechos la polla a mi exmujer

Cynthia Albritton, mucho más famosa como Cynthia Plaster Caster, a fines de los sesenta y a lo largo de la década siguiente no fue una groupie alguno. Por su cabeza no corría de forma exclusiva la iniciativa de acostarse con el mayor número viable de rockeros y mandamases de la industria musical, sino más bien llevar a cabo un molde de sus pene para, más tarde, hacer unas estatuas fálicas de yeso que instantaneamente pasaron a ser objeto de culto en la mitad del planeta. “Entrar a las estrellas del rock solo fue simple en los primeros meses pues después las chicas se multiplicaron. Esto fue lo que logró que me percate de que tenía mucha rivalidad y debía poner énfasis. De súbito había 25 chicas en la puerta de la habitación de ese chaval; 25 chicas que consiguieron sobrepasar las cuestiones de inseguridad. Debía meditar en algo y, en mi caso, fue algo absurdo”, explicó en el 2004 a Rock Confidential.

En conjunto logró el beneplácito de 49 hombres, entre ellos Richard Cole, el tour manager de Led Zeppelin, o Dennis Thompson y Wayne Kramer, batería y guitarrista respectivamente de MC5. Si bien lo cierto es que la historia de historia legendaria de esta atípica artista, que está a puntito de cumplir 73 años, surgió instantaneamente en tanto que uno de sus primeros modelos fue nada menos que nuestro Jimi Hendrix.

Política de la peor calana

Estas ‘promesas’ no son creíbles para Mazón quien ha incidido en que se “trata de una barbaridad, es la peor política, de la peor calana, sin rigor, sin justificación alguna. Al fin y al cabo, hablamos de un capricho que pone en riesgo la ocupación de cientos de familias y pone en riesgo a un ámbito económico primordial de cara al desarrollo de la Comunitat Valenciana”.

De esta manera, ha manifestado que “nos encontramos completamente en oposición a esta resolución de Pedro Sánchez que ha contado con el silencio cómplice del Gobierno de Ximo Puig que se abstuvo en el Consejo Nacional del Agua. Absolutamente nadie del PSPV ni del Consell está legitimado para charlar el día de hoy pues ellos han contribuido por acción u omisión a la situación tan alarmante que estamos el día de hoy”.

¿Dónde se encuentra el límite? El límite lo pones tú

Separarse no es bueno ni malo. Una separación es una enorme ocasión personal para vivir una vida diferente y para reencontrarte con partes tuyas que tenías sepultadas.

Es cierto que lo nuestro fue algo semejante a una separación consciente y yo lo llevamos lo destacado que supimos, siempre y en todo momento priorizando el confort de nuestra hija en común. Quizás lo podríamos haber hecho mejor pero me siento orgullosa de de qué forma fuimos capaces de soltarnos haciéndonos el menor daño viable.

Deja un comentario