por favor dejen la polla de mi marido tranquila y

Los traumas por abusos sexuales tienen la posibilidad de generarse en el momento en que la persona que es abusada está en su niñez o en su edad avanzada, indiferentemente. A consecuencia de estos abusos, la persona que les sufrió puede desarrollar un trauma, e inclusive un trastorno disociativo en ciertos casos.

Padecer un abuso sexual es una experiencia horrible, lo que provoca que superarlo logre ser increíblemente bien difícil. Además de esto, a esto se añade que muy recurrentemente la víctima quiere olvidar el hecho, procurar borrarlo de su memoria, lo que hace aún mucho más complicada la solución del inconveniente, puesto que para lograr sobreponerse a una situación de esta forma es requisito poder encararla y comprender que no es algo con lo que debe sentirse culpa o vergüenza.

LOS DIAS DE REGLA NO SON SEGUROS

¿Puedes quedarte embarazada los días de regla? No cabe duda de que es viable un embarazo en los días de la regla. La causa son los ciclos cortos en la mujer que provoca que logren encajar la ovulación con la regla.

La ovulación, en promedio, pasa unas un par de semanas antes de la regla o regla. Esto hace meditar a bastante gente que los días de la regla son seguros y que no existe peligro de embarazo en el momento en que no es de esta forma. A toda mujer le pudo ocurrir la experiencia de tener 2 reglas en un mismo mes y eso solo se enseña por tener un período cortísimo, por servirnos de un ejemplo de 17 o 18 días y han coincidido regla y ovulación. No es recurrente pero es algo que puede suceder en algún instante de la vida y que hay que tener en consideración y no confiarse.

La masturbación y el sentimiento de culpa

Los pretendidos daños de la masturbación se resumen en uno solo real: vivirla con ansiedad y sentirse culpable. Tengo un caso de observación personal realmente triste. Carlos, de veinte años, vino a consultarme pues creía estar perdiendo memoria gracias a su práctica de masturbarse por lo menos una vez cada día. Tenía que ver con un chaval increíblemente deprimido, obsesivo, en el que la iniciativa de estar demenenciándose traspasaba los límites de una preocupación habitual y lograba aspectos patológicos. Asistió a mi solicitud con un “Diccionario de Medicina”, para empleo casero, en el que la masturbación era definida como “Vicio insano y solitario. Grave perversión que hace pérdidas de fósforo cerebral y, consecuentemente, la degeneración y la disparidad”. Tenía que ver con una edición de 1970. No aceptó mis explicaciones ni aceptó su naturaleza depresiva. Se negó a ponerse bajo régimen, repitiendo que su fuerte era irrevocable, y que el daño ahora se encontraba hecho. Tiempo después tuve conocimiento de que se había suicidado.

¿Hay una continuidad “habitual” para tan extendido quehacer? Toda vez que se realizan estudios estadísticos sobre estas cosas se llega a conclusiones afines. De media, el 95% de hombres mayores de 42 años se han masturbado cuando menos una vez en su historia. La continuidad, con variantes según las edades, fluctúa entre una y tres ocasiones a la semana, si bien puede transformarse en día tras día o mucho más. Para mujeres, el porcentaje es menor, del 60%, y asimismo habitualmente afín (1 a 3 a la semana, logrando resultar día tras día, o mucho más).

¿Por qué razón se dan el cariño por parejas pese a tener gran diferencia de años?

Existe quien piensa, por una parte, que esta clase de relaciones tan solo se tienen que al interés económico de ella, y al deseo de rejuvenecer de ella. De hecho, esta se encuentra dentro de las causas que se dan en ciertos casos, únicamente en ciertos. No hay duda de que este género de uniones no deberíamos calificarlas de parejas, sino de contratos mercantiles.

Se dan mucho más entre personas de prominente nivel económico y popular, acostumbran a perdurar cierto tiempo o sencillamente hasta el momento en que la persona mayor, normalmente el hombre, muere. Las aventuras extraconyugales de la persona mucho más joven, los celos de la mayor y un cierto desinterés sensible coincidente con una corrección en las formas son tónicas comunes en estas situaciones.

Mi relación no era de las peores que he visto

Es mucho más, sentía que a mi alrededor había muchas relaciones peores que la nuestra, pero sencillamente tenía claro que esta relación debía terminar, por todo y por nada. Por el hecho de que hay ocasiones en las que no tienes idea argumentar realmente bien lo que pero sabes que o sea lo que toca. Si bien desees negarlo, en el fondo, lo sabes.

He retrasado un buen tiempo en tener el valor de sentarme enfrente del computador y ponerme a redactar sobre esto por el hecho de que eliminar siempre y en todo momento duele, pero en este momento que estoy aquí escribiendo estas líneas me doy cuenta que llevarlo a cabo puede contribuir a muchas otras mujeres que estén la situación que yo estuve hace unos años y que, de todos modos, por el momento no duele.

Deja un comentario