me comi 2 pollas en una noche

Fue a conocer a su hermana dormida, se encontraba bastante ardiente. Al verla allí tumbada no ha podido resistirse, comenzó a tocarla. En el momento en que vio que debía despertarse le tapó la boca, los progenitores dormían en la habitación de al costado. Toda vez que el chaval la tocaba ella se estremecía, experimentaba cosas que no conocía. Le tocaba el clítoris y ella se retorcía, en el momento en que le comió el coño la chavala por el momento no sabía si esto se encontraba bien o mal, ya que era bastante el exitación que sentía. Pero lo inmejorable fue el instante de la penetración. Exactamente en el instante en que entró la poronga de su hermano en la chavala no podía ocultar su expresión de estar gozando. Para ella era una mezcla entre exitación y morbo, por una parte se encontraba teniendo sexo con un chaval (lo que había hecho pocas veces) y por otra parte era su hermano. Tanto gimea que el chaval debió taparle la boca con su lencería para eludir que hiciese bastante estruendos. En el momento en que su hermano se corrió sobre ella la chavala chillaba con cada golpe de su semen sobre el vientre. Ser tan puta no puede fingirse, eso es verdadera.

Mi relato erótido de de qué manera probé 2 vergas al unísono

Sucede que hace unos años en el momento en que mi marido se le dio para compartirme con otro hombre, en tanto que su fantasía sexual era oír y ver a su mujer cogiendo con otro hombre, como gozaba sintiendo otro cuerpo, otras manos, otra verga agujerear mi mazorca; como gimería al tenerla bastante en mí.

Bien, una noche, pienso que era el sábado, llegó a la vivienda un amigo de los dos de nombre Antonio. Serían como las nueve de la noche, nos saludó y convivimos tomando cerveza y jugando dominó. Tras un largo tiempo, cambiamos las cervezas por vino, mucho más me sentía agotada por el trasiego del día y decidí irme a acostarme.

Mi madrastra es una cougar de ahí que elige mi poronga joven

Por esa razón al estar un tanto borracho no puede eludir sentirme atraído por su coño sustancioso. Le doy una aceptable chupada de coño y me trago su dulce fluído. Esto le excita bastante y puedo darme cuenta por su expresión de puta. Le agrada que la penetren dura y hasta lo mucho más profundo de su vagina, asimismo le chifla que juegue con sus gigantes lolas y la lleve a cabo sentir joven. Pero ella desea tener el control y de ahí que se sube a mi poronga y empieza a cabalgarla como una ida, finalizando esta sesión de con una aceptable corrida de mi leche en la cara.

Deja un comentario