cuánto tiene que estar el pollo en el horno

Indudablemente, todos entendemos que hay inmensidad de recetas de pollo en el horno libres, es suficiente con ofrecer una vuelta por nuestro recetario! Y, la realidad, es que no es requisito haber estudiado en ninguna escuela de cocina para llevar a cabo un pollo pasmante, es suficiente con tomar en consideración ciertos trucos para hallar el resultado buscado.

La receta de pollo al horno que te planteamos tiene una exquisita pluralidad de yerbas aromatizadas, van a hacer que tu cocina huela a lujo y en el momento en que la debas ser útil, solo para el fragancia, se te va a hacer la boca agua. Además de esto, puedes acompañarlo de lo que mucho más te agrade: unas patatas al horno o fritas, arroz cocido, ensalada… Va a ver que queda divino.

Receta de pollo al horno

Indudablemente, todos entendemos que hay inmensidad de recetas de pollo en el horno libres, es suficiente con ofrecer una vuelta por nuestro recetario! Y, la realidad, es que no es requisito haber estudiado en ninguna escuela de cocina para realizar un pollo pasmante, es suficiente con tomar en consideración ciertos trucos para hallar el resultado buscado.

La receta de pollo al horno que te planteamos tiene una exquisita pluralidad de yerbas aromatizadas, van a hacer que tu cocina huela a lujo y en el momento en que la debas ser útil, solo para el fragancia, se te va a hacer la boca agua. Además de esto, puedes acompañarlo de lo que mucho más te agrade: unas patatas al horno o fritas, arroz cocido, ensalada… Va a ver que queda divino.

Temperatura interna

La temperatura interna del pollo debería hallarse cerca de los 165° F (73°C) antes de comerlo. De ahí que, y para cerciorarte de que está apropiadamente cocido, mete un termómetro instantáneo en la parte mucho más grande del pollo, pero no lo hagas cerca de la grasa o del hueso. Es el procedimiento mucho más conveniente de control del tiempo de cocción de un pollo en el horno eléctrico.

Una manera visual de comprobar el punto de cocción es fijarte y cerciorarte de que el jugo vertido sea de color claro y no rosa. Asimismo se puede recortar la carne para garantizar que el medio sea blanco sin algo de rosa.

Sus consejos para un pollo exquisito

  • Maite González nos dice por correo que en ocasiones el pollo lo somete a un escaldado previo que garantiza la jugosidad posterior de la carne. Otro de sus trucos es el lardeado con panceta o bacon. Contemplar algunas partes mucho más frágiles del pollo con el tocino a lo largo de una parte del desarrollo. Es para resguardarlas que se logren asar bastante y queden secas.
  • María José tiene un truco que siempre y en todo momento le marcha, de inyectar algo de alcohol dulce en la piel. Dar caramelización a la piel (aparte de gusto) inyectado con una jeringa algo de su licor favorito, vale el brandy, coñac, Oporto, PX… va a hacer de tu pollo asado una delicatessen digna del mejor chef.
  • Dolores Pérez tiene un consejo para hallar una piel crocante. Que la piel del pollo, el pavo o algún otro ave realice cras-cras al morderla es un reto enorme. El punto mucho más prominente para quedarse con los suegros en la comida. De ahí que es requisito tener bastante control del horno para lograrlo. Precalentar el horno a temperatura alta, 200ºC y hornear el pollo a lo largo de 1 hora y 15 minutos a 190ºC. Tapar el pollo con papel de aluminio a media cocción, esto es en el momento en que el pollo lleve una media hora precisamente.
  • Alejandro Correa tiene otro consejo afín para hallar piel crocante, me dice: «Los últimos 15 minutos le sacamos para torrar la piel y que quede súper crocante. El toque final de horno a elevada temperatura para hallar color y textura crocante en la piel es esencial. Viendo ocasionalmente a fin de que no se nos queme, lo deseamos crocante no churrado. Recuerde que el peso del pollo es primordial para el tiempo de horno, hasta 2 horas, si tiene buen peso.»

Sus consejos para un exquisito pollo

  • Maite González nos dice por e-e correo electrónico que en ocasiones el pollo lo somete a un escaldado previo que garantiza la jugosidad jugosidad posterior. Otro de sus trucos es el lardeado con panceta o bacon. Contemplar algunas partes mucho más frágiles del pollo con el tocino a lo largo de una parte del desarrollo. Es para resguardarlas que se logren asar bastante y queden secas.
  • María José tiene un truco que siempre y en todo momento le marcha, de inyectar algo de alcohol dulce en la piel. Dar caramelización a la piel (aparte de gusto) inyectado con una jeringa algo de su licor favorito, vale el brandy, coñac, Oporto, PX… va a hacer de tu pollo asado una delicatessen digna del mejor chef.
  • Dolores Pérez tiene un consejo para hallar una piel crocante. Que la piel del pollo, el pavo o algún otro ave lleve a cabo cras-cras al morderla es un reto enorme. El punto mucho más prominente para quedarse con los suegros en la comida. De ahí que es requisito tener bastante control del horno para lograrlo. Precalentar el horno a temperatura alta, 200ºC y hornear el pollo a lo largo de 1 hora y 15 minutos a 190ºC. Tapar el pollo con papel de aluminio a media cocción, o sea en el momento en que el pollo lleve una media hora precisamente.
  • Alejandro Correa tiene otro consejo afín para hallar piel crocante, me dice: «Los últimos 15 minutos le sacamos para torrar la piel y que quede súper crocante. El toque final de horno a elevada temperatura para hallar color y textura crocante en la piel es esencial. Viendo ocasionalmente a fin de que no se nos queme, lo deseamos crocante no churrado. Recuerde que el peso del pollo es primordial para el tiempo de horno, hasta 2 horas, si tiene buen peso.»

Deja un comentario